¿POR FIN LAS ELÉCTRICAS CONTRIBUYEN EN ALGO EN EXTREMADURA?.

¡Enhorabuena, Presidente Vara por no arrugarse ante las presiones y dificultades.!

Hará unos 30 años que Extremadura Unida viene reclamando que las eléctricas tributen en Extremadura y que la energía que se produce en Almaraz y en otras empresas, pudiera servir al desarrollo integral de nuestra región. Incluso las vías del tren, de las que no hay ni un kilómetro electrificado, podrían haber funcionado con la energía que se producía en nuestra tierra.

Me alegro como extremeño de que el Presidente haya conseguido que los tribunales nos den la razón y que por fin se cumpla, en parte, una demanda generalizada. Para nosotros, que nos conformamos con poco, es un éxito y una gran noticia….

Ahora el reto está, entre otros, en que la energía solar y la energía eólica sirvan definitivamente para el desarrollo integral de Extremadura. Y la energía que exportamos a regiones más desarrolladas pueda servir para el desarrollo de nuestra tierra. El beneficio que nos viene del cielo no debe apropiárselo nadie.

Hagamos de Extremadura un paraíso. Aquí hay todavía tierra, sol y agua para que pudieran vivir varios millones de personas si tuviéramos los mismos medios que se han dado a otras regiones. Habrá que usar la imaginación y el coraje para conseguir que nuestra tierra no se vaya despoblando por falta de trabajo y de oportunidades. Extremadura es más grande que Bélgica, que Holanda, que Suiza…

No tiene mucho sentido que la energía sea más barata en el País Vasco porque, según el señor Solchaga, tienen empresas que consumen mucha, y que en Extremadura, al lado mismo de Almaraz, se cierren regadíos porque la energía es demasiado cara. Como extremeños tenemos que tomar conciencia de nuestras posibilidades y defender nuestro patrimonio natural para que sirva, en primer lugar, a Extremadura. Nuestra actitud ha sido y será siempre solidaria, pero dentro de la igualdad de oportunidades que se nos ha negado sistemáticamente, quizás porque hemos sido, a veces, demasiado pacíficos y conformistas.

Nos resulta sospechoso el uso de palabras muy evocadoras, como igualdad y justicia, que en realidad están vacías de contenido y se utilizan de forma indebida por aquéllos que deberían ponerlas en práctica para todos los españoles.

PEDRO CAÑADA CASTILLO

EXTREMADURA UNIDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *