admin/ abril 26, 2019/ Comentarios/ 0 comentarios

Artículo 67.2 de la Constitución: “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”.

            Si no defendéis a Extremadura y os doblegáis ante los intereses diversos de los diversos partidos, Extremadura no saldrá de su tradicional marginación. Seguiremos otros cuatro años y después otros cuatro hasta llegar a otros cuarenta con la marginación a que nos tienen acostumbrados. Es el resultado del llamado “voto útil”, el más nefasto e inútil que hemos padecido. Extremadura seguirá como la referencia de las regiones menos desarrolladas de España.

¿Habéis pensado por qué una parlamentaria de Canarias puede conseguir mejor trato para su tierra que los veinte parlamentarios de Extremadura? ¿Habéis pensado por qué cinco parlamentarios vascos del PNV consiguen un trato especial a la hora del reparto de los presupuestos y los veinte parlamentarios extremeños parece que no existen en las Cortes?. Esperamos que no ocurra lo  mismo con vosotros. Ya sabemos que os podéis jugar el cargo por defender los intereses de los extremeños, que os eligen como defensores y no como figurantes. ¡Dad la cara por Extremadura, no la vendáis jamás!

Necesitamos eso, defensores capaces de jugarse su puesto por defender a aquéllos a los que vais a representar y deberíais defender, por encima de la disciplina de partido por la que os pueden castigar o incluso expulsar si no estáis a sus órdenes.

Sabemos que es duro, pero por encima de esas leyes hechas con trampa para “representar” a Extremadura y luego  “servir” al partido, tiene que haber un compromiso a muerte con la tierra. Necesitamos hombres valientes, capaces de sacrificar sus intereses por su pueblo.

A los elegidos en las urnas, os pedimos que no traicionéis a esta tierra, donde la simiente de Judas parece que se reproduce con facilidad, quizás por miedo o por otras razones inconfesables. ¡Sed valientes!, Extremadura no necesita que se reproduzcan los traidores que mataron a Viriato (Audas, Dikalton y Minuros), sino que el espíritu de Viriato y su coraje sigan vivos.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*