admin/ enero 6, 2019/ Sin categoría/ 0 comentarios


Los problemas de la marginación extremeña y sus responsables

            Desde nuestro punto de vista, Extremadura sigue marginada durante los Gobiernos de la transición democrática, quizás porque hemos sido siempre tranquilos y conformistas, y por otra parte,  porque los sucesivos Gobiernos se han movido más por las presiones de los partidos nacionalistas y los que tenían capacidad de exigir, que por las regiones que no suelen dar problemas y son menos exigentes. Cuarenta años de promesas incumplidas por los partidos que han gobernado España. Son los responsables de esta situación de Extremadura.

El actual problema de la representación.

            Estamos o mal representados, o no representados. La palabra  representación política sugiere, para el pueblo, los defensores de Extremadura y con esa evocación parecen tener justificadas sus actuaciones, convirtiéndose, a veces, en el club de representación exclusiva y excluyente de Extremadura. Los 20 representantes en las Cortes, ¿dónde han estado cuando se repartían los presupuestos del Estado?

            La verdad es que el concepto de representación es, de tal forma equívoco, que, de  hecho, representan los intereses de sus partidos, pero no los de Extremadura. Más que representantes de Extremadura, podríamos decir que son “figurantes”. Son los partidos los que los colocan en las candidaturas, los que les mandan votar ciertas cuestiones, les prohíben votar otras, y los castigan si se apartan de las órdenes recibidas.

            Los elegidos en Extremadura, sean del partido que sean, deberían adquirir un compromiso con esta tierra, pero no se implican a su favor cuando sería necesario tenerlos como abogados defensores de aquéllos que les han elegido.

Las soluciones reales para la igualdad de oportunidades de los extremeños con el conjunto de España.

            Las ideologías de izquierdas o derechas han demostrado su ineficacia para el progreso de los pueblos. Las soluciones reales deberían ir precedidas por las inversiones que no se hacen, pero sí se han hecho y se siguen haciendo en determinadas Comunidades de todos bien conocidas. Para ellos van las inversiones, el AVE, las fábricas, las empresas del Estado y los privilegios, mientras, los extremeños tienen que salir de Extremadura por falta de trabajo y de inversiones.

            ¿Quién cerró las pocas empresas extremeñas como Cepansa? Los de siempre, porque había que eliminar la competencia. ¿Quién está impidiendo que el cava extremeño pueda tener más producción? También los mismos, con la complicidad del Estado.

            La igualdad que muchos representantes proclaman como una promesa para todos, no se pone en práctica en absoluto, e incluso, con toda desfachatez, algunos defienden los privilegios para algunas regiones porque se creen con más derechos que otras.

            Esta avaricia insaciable hace que los más ricos sean los que más quieren, los que más exigen, los que más se aprovechan y a los que más protegen.

            En cierta ocasión, le preguntaban a un profesor por el hambre en un país africano: ¿pero no son comunistas o de izquierdas?, y ¿qué más le da al pueblo morirse de hambre con un país de derechas o de izquierdas?, le respondió. Están convirtiendo las ideologías en palabras vacías que sirven para evocar soluciones que nunca se consiguen.

Movimiento o Plataforma de Voluntarios en Defensa de Extremadura

Una de las soluciones que proponemos es el cambio de actitud ante la palabra representación, que actualmente consideramos vacía e incluso falsa. Una representación no comprometida con el pueblo, no sirve para nada. No sirve a Extremadura sino a sus partidos. Este movimiento en defensa de Extremadura haría que muchos, que ahora no tienen un partido comprometido al que votar, tuvieran esa plataforma capaz de comprometerse a muerte con Extremadura.

Las visitas de los Ministros y otros temas de actualidad

            ¿Qué vienen a buscar?, ¿aplausos?. Yo les diría algo que ya repetí al principio de la democracia: “sobran los aplausos si falta la justicia”.

Las visitas de los Ministros, parecen un elemento más para acallar el malestar del pueblo. No vengan a engañarnos más, cuando vengan háganlo en el AVE, o en los trenes que circulan por las autonomías privilegiadas. Su presencia no cambia nada la injusticia de nuestra realidad de marginación, que no se puede tapar con la presencia física de unos señores que, como Gobierno, son responsables de esta situación.

EXTREMADURA UNIDA

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*